Sarah Becquer summer time

¿Aceite facial en verano? Sí, de Sarah Becquer.

Aceites faciales en verano y en invierno. Te contamos por qué no puedes olvidar tu aceite Sarah Becquer este verano.

Cuando empiezan a subir las temperaturas, es muy posible que notes que aparecen brillos en la piel, y seguro que en lo primero que está pensando es en deshacerte de tu crema hidratante. En realidad, una correcta hidratación de la piel va a ayudarte a mantener el cutis equilibrado.

Lo que sí es cierto, es que los humectantes de las cremas hidratantes son más pesados que los que encontramos en nuestros aceites Sarah Becquer, Recovery Oil o Nutrition Oil.

Y ahora estrás pensando que cómo es posible que si me estoy quejando de brillos en la piel, un aceite no me vaya a proporcionar más brillo aún. Confía en mí; seguro que cuando termines de leer este post, entenderás el beneficio que van a aportar nuestros aceites en tu piel, aunque sea verano.

La función principal de nuestros aceites faciales Sarah Becquer es la de hidratar tu piel, independientemente de la época del año. Y ya sabes que el secreto de una piel bonita y luminosa es una buena hidratación. Es un básico, pero no puedes olvidarlo.

La piel que está suficientemente hidratada es menos propensa a desarrollar arrugas y líneas finas, además de presentar un precioso brillo natural.

Es cierto que el clima más cálido provoca una mayor producción de sebo de las glándulas sebáceas (altamente concentradas en la zona T). Utilizar cualquiera de nuestros aceites faciales de Sarah Becquer en tu rutina de mañana es una buena estrategia para reducir la producción excesiva de sebo durante el día. De esta manera la piel reconoce que está hidratada y suficientemente lubricada. Reduce su producción de sebo natural (este efecto tan guay, se llama seborregulación, y es una característica fundamental de nuestros aceites faciales).

Además, otra maravillosa característica de nuestros aceites faciales, es que contienen muchos antioxidantes. Su rol destaca especialmente durante los meses de verano, ya que nuestra piel es bombardeada con radicales libres durante el día a medida que estamos expuestos al sol y a la contaminación del aire. Los antioxidantes pueden ayudar a prevenir y revertir el daño de los radicales libres.

Por último, aunque esto ya me lo has oído contar muchas veces, los aceites faciales Sarah Becquer son biocompatibles con nuestra piel. Quiere decir que están hechos de material similar a la capa de sebo y barrera de humedad de nuestra piel. Gracias a esta maravillosa característica, pueden reforzar ese manto protector, reforzando la función barrera que nos aísla de contaminantes y alérgenos. Así mismo retienen la humedad que hace que nuestra piel no se deshidrate y mantenienen el equilibrio de la piel también durante condiciones de temperatura y humedad fluctuantes.

¿Sigues teniendo alguna duda sobre cuál será tu mejor opción para hidratar y recuperar la piel este verano?

Disfruta de estos días si te vas, o si te quedas. Yo me quedo contigo, exprimiendo cada segundo de nuestro adorado verano.

Sarah Becquer

También puede gustarte...