Restoration Balm

Ahora que comienzas a ver la luz del sol, querrás quedarte con ese buen color por más tiempo.

Y es que después de tantos días metidos en casa, sólo tenemos ganas de salir, respirar, y disfrutar de nuestro querido sol, que parece que ha salido al tiempo que nosotros para acompañarnos y alegrarnos los días.

Pero como bien sabrás, hay que protegerse adecuadamente de las radiaciones solares, no sin ello renunciar a un bronceado bonito y saludable.

Por eso, te quiero proponer el uso de nuestro Restoration Balm en tu rutina de cuidados, que estoy segura te ayudará a lucir una piel más bonita y luminosa en verano y siempre.

Seguro que a estas alturas ya lo sabes, pero es ideal que puedas preparar muy bien tu piel para exponerte al sol, y para ello, es imprescindible que realices una suave exfoliación física al menos una vez por semana antes de comenzar a estar más expuesta al sol.

Este hecho hará que las células muertas de la superficie de la piel desaparezcan, y tu piel se vea más lisa y uniforme, beneficiando este hecho a la homogeneidad del bronceado que consigas.

Además, si durante los meses de verano, también te acostumbras a realizar esta exfoliación semanal, conseguirás que el bronceado permanezca por más tiempo, ya que nuestro exfoliante, al estar formulado con agentes hidratantes, ayudará a recuperar tu piel y dotarle de ese aspecto tan joven y renovado que se consigue después de la exfoliación.

Y ahora sí que sí, déjame entrar en materia para presentarte nuestra novedad.

Lo hemos llamado bálsamo restaurador, porque sus principales ingredientes entre los que destacamos el aceite de argán, jojoba y almendras dulces, unidos a la manteca de karité, tienen una demostrada actividad en la restauración de la función barrera de la piel, fundamental para que tu piel se vea hidratada y saludable.

Además, el micronizado de albaricoque, ejerce una suavísima exfoliación que a su vez permite la penetración en profundidad de los ingredientes anteriormente mencionados.

Y por último, al aclararse con agua, forma un suave leche limpiadora perfumada con el mítico aroma de nuestro Cleansing Oil, de manera que en un solo gesto puedas limpiar, hidratar y exfoliar tu piel.

Fácil y sencillo, y súper apetecible para que lo incluyas en tus rutinas de cuidado semanales.

Si quieres después de la exfoliación, realizar un masaje con cualquiera de nuestros aceites, tu piel los recibirá mejor que nunca.

Así lucirás tu bronceado perfecto, sano y duradero.

¡A disfrutar de esta nueva etapa!

También puede gustarte...