Kobido (o el arte del masaje facial japonés)

El Masaje Kobido es un masaje facial que mediante distintas maniobras provoca un Rejuvenecimiento Facial Efecto Lifting que se ve de forma inmediata.

Tiene una duración media de 40 minutos, aunque eso como siempre lo dejo, a criterio de cada uno.

Beneficios fundamentales:

  1. Mejora la circulación
  2. Reafirma músculos y piel
  3. Aporta luminosidad al rostro
  4. Drena reduciendo bolsas y ojeras
  5. Elimina arrugas de expresión
  6. No tienen efectos secundarios ni producen alergias de ningún tipo
  7. Te notarás con un rostro más joven y radiante
  8. Además, mejora las molestias por bruxismo y dolores de cabeza tensionales

¿Cómo se realiza el masaje Kobido? Se establecen 4 fases en la terapia:

  1. Limpieza y drenaje. En esta primera parte, el masajista comienza una breve sesión de shiatsu en el rostro para preparar las zonas que va a trabajar. Después, inicia el drenaje: presiona la piel y la arrastra hasta puntos concretos para eliminar las toxinas.
  2. Estiramiento e iluminación. En esta fase, aplica productos como el aceite de pepitas de uva que contienen tanto nuestro Nutrition Oil, como nuestro Recovery Oil, para facilitar los movimientos de deslizamiento lo que contribuye a elevar la piel de la cara y recuperar su luminosidad. Esta parte es ideal para disimular las arrugas y las bolsas que salen debajo de los ojos.
  3. Lifting japonés. Esta etapa se produce cuando aumenta la velocidad de los movimientos sin producir dolor. Las manos funcionan como máquinas sobre el rostro, sin ejercer una presión excesiva, para oxigenar y suavizar los surcos.
  4. Final antiestrés. La fase final hace un regreso al shiatsu, pero para presionar los puntos de acupuntura que sirven para combatir el estrés. La idea es mejorar la imagen y beneficiar la salud al mismo tiempo.

Me he quedado hasta relajada escribiéndolo 🙂

También puede gustarte...