#quedateencasaydisfruta

#quedateencasa (y disfruta)

Sé que es nuestra máxima en estos días para ser responsables y consecuentes con la situación que estamos viviendo ante la pandemia de COVID-19 que estamos atravesando.

Así que se me ha ocurrido ir compartiendo desde nuestro blog con vosotras, mis queridas lectoras, pequeños tips para que el día a día en casa se convierta en una oportunidad para disfrutar de nuestras rutinas de belleza por más tiempo, haciéndolas más largas y por tanto, seguramente, más reparadoras, de nuestra piel, y también por qué no, de nuestro estado de ánimo.

El primer ritual básico que tengo en mente escribir, después de los primeros talleres que nuestra firma ha estado realizando con distintos grupos de mujeres (antes de que nuestra vida social se viese mermada por la inminente aparición del coronavirus) es el de aplicar como una mascarilla nuestro cleansing oil.

Su fórmula, a caballo entre un aceite y un bálsamo, permite la aplicación sin gotear del mismo. Su fómula, enriquecida con aceite de argán, jojoba y almendras, mimetiza perfectamente con la piel, permitiendo un fácil masaje, a la vez que sus activos comienzan a penetrar. Puedes bajar hasta cuello y escote para retirar los restos de los diferentes cosméticos, el maquillaje o el fotoprotector que hayas utilizado durante el día.

Prepara un bol con agua tibia y sumerge en él la muselina Sarah para ir retirando con suavidad mientras disfrutas del aroma que deja sobre tu piel, el cleansing oil. Irá transformándose en una suave leche desmaquillante que ayudará a limpiar tu piel en profundidad, dejando al mismo tiempo la piel suave, confirtable e hidratada.

¿Te apuntas a este momento que ayuda a sofisticar tu rutina de belleza mientras disfrutas quedándote en casa?

Un abrazo grande y mucho ánimo para sobrellevar esta situación de la mejor manera posible

También puede gustarte...