Sarah Becquer products

¿Quieres prevenir el Maskné? Aquí tienes unos sencillos trucos

Hay dos causas principales en la aparición de granitos derivados del uso de la mascarilla quirúrgica, especialmente en los meses de verano.

En primer lugar, la fricción directa de la mascarilla sobre la piel puede provocar una alteración de la barrera cutánea, irritándola e inflamándola.

En segundo lugar, las mascarillas al crear un ambiente húmedo y cerrado pueden atrapar la grasa, suciedad y sudor en la piel, lo que provoca brotes de acné, pero también eccema y dermatitis.

Con el sudor en los meses de verano, la piel se vuelve más vulnerable y las irritaciones de la piel pueden complicarse un poco más. Por todo esto es fundamental que prestes especial atención a estos consejos que quiero darte para que tu piel se recupere bien cada día, y puedas esquivar la aparición del ya conocido como “maskne” o evites la irritación por llevar mascarilla durante tiempo prolongado.

Limpiar y nutrir la piel a diario asegurará el mantenimiento y la reparación de la barrera cutánea. También es importante que exfolies tu piel una vez por semana para una limpieza más profunda de la piel.

Limpia tu piel cada día, mañana y noche, o si has llevado mucho tiempo la mascarilla puesta, como por ejemplo al llegar del trabajo, o cuando vuelvan los niños del colegio, cuida que se laven la cara con un producto que arrastre bien los restos de suciedad sudor y sebo de la piel, como nuestro Cleansing oil.

Si tu piel es grasa o tiene tendencia a acumular grasa, es fundamental que realices una doble limpieza de tu piel, después del Cleansing oil, con un limpiador facial acuoso (gel, o espuma) para asegurar la correcta limpieza.

Cuando vayas a llevar a cabo la rutina de cuidados de tu piel, te recomendamos que introduzcas después de la limpieza un ácido como el salicílico, presente en nuestro Perfect Skin.

El ácido salicílico es un beta hidroxiácido (BHA). Se trata de un excelente ingrediente limpiador de poros en profundidad porque exfolia el estrato córneo (la superficie de la piel) y penetra los poros para eliminar el sebo, lo que ayuda a evitar que los poros se obstruyan y ayudar a eliminar las obstrucciones que ya se han formado y que desembocarían en la aparición de granitos.

Hay que dejar actuar al producto durante 10-15 minutos para asegurar que la piel trabaje al pH que el BHA requiere para actuar (este tema del pH en la piel, da para otro post).

Posteriormente no olvides hidratar tu piel, bien con uno de nuestros aceites

Recovery Oil en caso de pieles sensibles o sensibilizadas

Nutrition oil en caso de pieles mixtas/ grasas y deshidratadas

O bien con los productos de tu rutina habitual.

Una piel limpia, tratada e hidratada, mantendrá la aparición de granitos y de otros problemas de dermatitis en la piel a raya.

¡Ánimo con la vuelta a la rutina!

También puede gustarte...