ceramidas y nutrition oil sarah becquer

Nutrition Oil y ceramidas contra el envejecimiento

El aceite de jojoba, que junto con el de cilantro es uno de los componentes primordiales de nuestro aceite nutritivo, ejerce las mismas funciones que las ceramidas humanas presentes en nuestra piel, siendo capaz de revertir las situaciones de desequilibrio producidos en la misma, debido a un desbalance en la producción de sebo natural.

El 96% de la composición del aceite de jojoba son ceramidas, y en nuestra piel, casi el 50% de la barrera cutánea está compuesta por ceramidas, actuando como el cemento que une a las células e impide su deshidratación y adelgazamiento.

Y con estos datos en tu poder, el ¿No te parece el aceite de jojoba una fuente maravillosa para extraer esta materia prima tan utilizada y tan tendencia en cosmética, con el aliciente de ser además una fuente natural?

Buena parte de los productos cosméticos que conoces, desde cremas faciales o bases de maquillaje, incluyen ceramidas en sus formulaciones. Se utilizan también en productos after sun, para prevenir el fotoenvejecimiento incluso en pieles jóvenes y en champús para cabellos castigados, debido a su capacidad de regenerar las células cuticulares y su capacidad emoliente. Las cremas a base de liposomas facilitan su penetración, o en nuestro caso, recurriendo a recursos naturales, que sabéis que nos encantan, el aceite de cilantro hace que su penetración en la piel sea mucho mayor, actuando como un vehículo de excepción.

Recientes estudios además demuestran que la utilización de mezclas de ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres por vía tópica, no sólo retrasan el envejecimiento y repulpan la piel, sino que además aceleran la reparación de la barrera cutánea en pacientes con dermatitis atópica en terapia coadyuvante (1).

El envejecimiento fisiológico del organismo y factores externos como la contaminación, la radiación solar y la climatología, afectan la barrera de la piel, produciéndose una pérdida progresiva de esas ceramidas y lípidos.

De hecho, los niveles de ceramida en nuestra piel disminuyen con la edad, a los 30 años, habrás perdido alrededor del 40 por ciento de las ceramidas de tu piel, y a los 40, habrás perdido el 60 por ciento de las ceramidas naturales de tu piel.

Una manera excelente de retrasar o incluso revertir el envejecimiento cutáneo por pérdida de lípidos de la piel, es mediante el aporte externo de aquellos que se asemejen el máximo posible a las ceramidas propias del organismo. Esto puede ser de manera natural con el aceite de jojoba, presente en nuestro Nutrition oil y Cleansing oil, o de manera sintética, como otras que existen en el mercado y que se incorporan también al arsenal cosmético.

Las ceramidas tardan aproximadamente 5 días en mostrar visiblemente su efecto sobre la piel. Entre 1 y 3 meses de uso constante, puedes lograr resultados claros contra el envejecimiento como una mejora en la elasticidad y suavidad de la piel, aunque como imaginarás este tiempo va a ser variable dependiendo de la naturaleza de cada piel y de su propia capacidad regeneradora.

Esta barrera natural de la piel, no sólo se ve afectada por el envejecimiento natural de la piel anteriormente descrito, sino que también, agentes cosméticos como los exfoliantes en exceso, provocarán un daño en la piel al que prometo dedicar una entrada muy pronto.

Espero que esta lectura os haya ayudado a entender mejor el rol de las ceramidas en nuestra piel, la importancia de aportarlas externamente en nuestros cosméticos, y cómo podemos hacerlo de una manera natural a la vez que aportamos otros nutrientes a nuestra piel a través de los aceites que con tanto cariño hemos formulado para ti.

Un abrazo grande, y ¡hasta la próxima!

Referencias

También puede gustarte...